CORUXO FC: Iago, Lucas, Mario, Diego (Pedro 61), Álvaro, Guido, Hugo, César (Xacobe 68), Iván (Rober 68), Moráis (Juan 61), Rubén (Adrian 77).

ALONDRAS CF: Arturo, Lope (Alex 42), Joel, Alejandro (Jorge 46), Manu (Víctor 74), Hugo Pérez (Brais 46), Santi, Darío, Hugo Álvarez, Diego (Lucas 46), Millán.

GOLES: 1-0 Mario min.5, 2-0 Moráis min.10, 3-0 Hugo min.45, 4-0 Adrián min.84.

ÁRBITROS: Pablo Álvarez Calderón. Asistentes: Juan Carlos Gnzález Rodríguez, Pablo González Rodríguez.

Primeros minutos con dominio del Alondras, qué forzaba varios saques de esquina y pisaba el área viguesa con peligro. Pero pronto llegaría el gol del Coruxo, en el minuto cinco Rubén peleaba un balón hasta la línea de fondo y ponía una gran asistencia sobre Mario, que machacaba al fondo de las mallas el 1-0, cinco minutos más tarde llegaría el 2-0 en una jugada de presión adelantada del Coruxo y que anotaba Moráis.

Como era de esperar no tardaría en llegar la reacción del conjunto rojiblanco, que adelantaba líneas y volvía a tener mucho protagonismo en ataque, pero los contraataques directos del Coruxo rompían con facilidad a la defensa visitante.

Siguientes minutos de dominio alterno, pero rebasado el minuto veinte con ligero dominio del conjunto visitante. El Coruxo se dejaba ir, sin prisas ni pausa sabiendo que tenía mucho trabajo hecho. Bien los dos equipos, el Coruxo no mostraba confianza ninguna ya que el Alondras no daba un balón por perdido y demostraba ser un gran equipo. Y así se rebasaba el minuto veinticinco del primer tiempo.

Se cumplía la media hora con el insistente dominio del Alondras, que lo hacía bien pero no generaba ocasiones de gol. Un Coruxo táctico y muy ordenado, que hacía fácil lo difícil y demostraba saber a lo que jugaba.

El balón para el Alondras, y las ocasiones de gol para el Coruxo, que en el minuto cuarenta y cinco forzada un penalti en el área visitante y Hugo Gil fundía a las mallas en 3-0, estaba siendo mucho castigo para un Alondras que estaba jugando bien pero en las áreas dominaba el conjunto local. El conjunto de O Morrazo se quedaba con diez jugadores tras la expulsión de Santi.

Empezaba muy fuerte el Alondras en el segundo tiempo, a los tres minutos estrellaba un balón en el travesaño, y el rechace caía a los pies de un jugador del propio Alondras y otra vez el balón se fue al palo.

Minuto cincuenta y seis y el Alondras se quedaba con nueve jugadores tras recibir Brais la segunda tarjeta amarilla. Seguía el conjunto de O Morrazo con la posesión de balón, y el Coruxo ejecutando contraataques combinados con mucho peligro. El 4-0 definitivo lo anotaba Adrián.