Regresa la competición a O Vao, en una temporada atípica en lo puramente deportivo con un novedoso formato de competición, y unos objetivos que serán complicados para todos los equipos, a fin de cuentas este Sub-Grupo "A" sin duda alguna es el más difícil de toda la categoría.

Dada la situación derivada del Covid-19, los socios/as del Coruxo serán los únicos que podrán acceder. Sanidad ha puesto un tope de mil espectadores, y por ello también es requisito imprescindible que cada socio/a presente el formulario cumplimentado en la entrada al campo de O Vao.

Formulario que se puede descargar en la cabecera de esta misma noticia. Sin presentar el formulario de trazabilidad no se podrá acceder al partido, en la puerta principal en caso de que algún socio/a no lo lleve, lo podrá rellenar en el momento. El formulario es un mero trámite pero informativa y sanitariamente necesario por el bien de todos.

En lo concerniente al partido, Domingo 17:00 h. en O Vao, hay que señalar que Coruxo y Zamora arrojaron distintas ópticas en la atípica pretemporada, el Zamora se mostró solvente mientras que el Coruxo fue dando una de cal y otra de arena, pero lo más importante es que Michel Alonso dio minutos a todos los jugadores, y en los partidos probó diversas variantes de gran interés.

El buen fútbol y la amplia lectura de partido siempre estará garantizada en el equipo de Michel Alonso. Y así como el Coruxo, el Zamora CF también mantiene prácticamente el bloque de la temporada pasada, incorporó piezas importantes para la exigencia en la categoría de Bronce, sobre todo en ataque.

La última vez que el conjunto zamorano jugó en O Vao fue en la temporada 2014-2015, ese mismo año descendió a Tercera División, donde estuvo las últimas cinco temporadas. Desde ya, es importante resetear toda la mentalidad que se tenga, ampliar conceptos del rival de turno, darle una vuelta de tuerca al afán competitivo, la personalidad e imponer el propio estilo de juego tendrá más relevancia que nunca, y sobre todo, encarar los partidos con las orejas levantadas.

Que corra el balón