Partido histórico el de este domingo en O Vao, sin público en las gradas tras las indicaciones de Sanidad derivadas del Covid-19, Coruxo FC y RC Deportivo ante un partido de mutua exigencia y sin un claro favorito, y los dos equipos muy necesitados de puntos.

En el Coruxo con muchos movimientos en estos últimos días, se incorporaron cuatro jugadores, Riki Mangana que se lesionó ante el Salamanca, Moha, que marcó un gol en su primer partido en la jornada anterior ante el Compostela. Aarón, y Esteban. Se reforzó la primera línea con jugadores de calidad y con ganas de triunfar, y sobre todo aportarán profundidad y ritmo.

El conjunto deportivista en un profundo bache de resultados, en las seis últimas jornadas no ganó un partido, tres empates y tres derrotas, su última victoria se remonta a la sexta jornada tras imponerse 1-0 al Racing de Ferrol. De momento y tras el cambio en el banquillo blanquiazul con Rubén de La Barrera, pero que aún no conoce la victoria, para el Coruxo este domingo será un partido para remar y remar y no morir en la orilla.

El actual entrenador deportivista sabe muy bien lo que es jugar en O Vao, con el Guijuelo y CyD Leonesa, con ambos equipos consiguió resultados de todo tipo, de ganar bien, como también salir fuertemente goleado de O Vao. Este domingo el estado que pueda presentar el terreno de juego será toda una incógnita por las fuertes e insistentes lluvias de estos últimos días. Para este fin de semana se espera otra borrasca.

El fútbol no está siendo muy justo con un Coruxo que en las dos últimas salidas mereció, mínimo, empatar ante el RC Celta B y SD Compostela, pero en O Vao sigue siendo un equipo difícil de batir, y este domingo sin público en las gradas intentará seguir en esa inercia positiva.

En el partido disputado en Riazor había ganado el RC Deportivo 1-0, el Coruxo había desplegado más fútbol y aquel día como mínimo se mereció un empate. Y este domingo en O Vao el conjunto coruñés a pesar de no atravesar por sus mejores momentos será un equipo difícil de batir, pero ya se sabe que el Coruxo jugando como local es un hueso muy duro.

Pero el Coruxo es muy consciente que esa fortaleza en O Vao hay que demostrarla, y en esa dirección se proyecta el trabajo semanal en el equipo de Michel Alonso, que jugará dos partidos seguidos como local, y si este domingo se consiguen los tres puntos serían una doble inyección de moral para un Coruxo con fútbol, con hambre y peleón.

¿Lo de repetir las cosas muchas veces? … Viene a ser … Lo hago una vez, dos veces, tres veces y muchas más veces...

Creer en uno mismo ya es salir al terreno de juego con un gol a favor.